Lo que todos debemos saber, pero nadie nos dice claramente

Este es mi primer post del año, y este 2022 he decidido ser muy clara en todo lo que les transmito. Sé que aun así, muchas cosas serán malentendidas, pero, al menos, no quedará en mí.

Y para iniciar voy a hablar de los primeros pasos para educar en casa y sin escuela, recuerden que en mis redes he explicado que este mes de enero lo dedicaré al tema “Cómo iniciar a educar en casa y sin escuela”.

Para iniciar voy a tomar un extracto del libro que estoy escribiendo y luego haré una breve explicación de los primeros pasos que tienen que dar.

Cuando inicié en el mundo del homeschooling, que ahora llamo Educar en Casa y Sin Escuela o ECSE, había ya mucha, pero mucha información sobre mil cosas: que listados de currículos, que cómo funcionan las educajas, que si el método Montessori, que si hay que “tirar del hilo”, que la desescolarización mental, que el periodo de desintoxicación y así puedo seguir listando montones y montones de temas, pero lo que no encontraba por ningún lado, al menos no de forma clara y precisa era ¿cómo inicio? ¿Cuál es el primer paso? Es decir, venimos de un sistema en el que estamos acostumbrados a que nos marquen el camino y al llegar aquí solo te dicen: cada familia es diferente. ¡Qué buena noticia! ¿Y luego?

El ABC de la ECSE

Bueno, luego tuve que crear mi propio camino y aprendí en el transcurso que no hay receta secreta para hacerlo, y también comprendí la razón por la cual nadie se atreve a sistematizar este estilo de vida, porque es una tarea titánica, donde cada proceso es único, rodeado de las peculiaridades de cada familia, de sus circunstancias de vida, de la manera de ser de cada miembro… Y sin embargo, se puede.

El ABC de la ECSE

Tan se puede, que comparto con ustedes lo que toda familia que desea iniciarse en la ECSE debe saber y considerar para tomar la decisión y ponerla en práctica. Solo recuerden esta no es una receta inalterable, sino un mapa de ruta en el que ustedes irán construyendo su propio camino.

El ABC de la ECSE

Como les comenté en el live del miércoles 12 de enero, existen una serie de pasos generales que todas las familias que desean iniciar en este estilo de vida deberían considerar. Aquí los resumiré lo más claramente posible, aunque hay mucho que decir al respecto.

  1. El primer paso es informarte, lee todo lo que puedas, pero discierne. De todo lo que leas seguro habrá cosas que no harán click contigo, otras te parecerán imposibles o exageradas, estarán aquellas que no irán con tus valores. Así que lee con la mente abierta y quédate con la información que te hace sentido, con la que te sientes identificada y elige esa, desecha todo lo demás. Porque así como la falta de información es peligrosa, el exceso de información puede ser paralizante.
    • Entre la información que debes conocer sí o sí está la parte legal (revisa mi canal de Youtube, ahí hay muchísima información al respecto).
    • También necesitas conocer tus condiciones de vida, porque de eso dependerán muchas cosas, como digo en mi libro: no es lo mismo educar en casa cuando tienes la vida resuelta y un solo hijo, que hacerlo cuando hay que conseguir para comer y son tres peques los que hay que cuidar. Cada familia tiene sus propias condiciones, evalúa las tuyas para tomar una decisión adecuada.
    • Infórmate sobre diversas maneras de organización familiar, porque aquí hace falta trabajo en equipo y compromiso, organizarse es primordial.
    • Igualmente lee sobre conceptos clave como escuela sombrilla, homeschool, unschool, desescolarización, etc., porque luego entras a un grupo y no entiendes nada (para conocer más te recomiendo mi libro “La guía NO definitiva de la educación en casa y sin escuela”, donde explico muchísimas cosas”).
    • Finalmente infórmate mucho sobre crianza respetuosa, porque educar en casa va de la mano con el respeto a los ritmos y derechos de los niños, así que criar respetuosamente es una base necesaria.
  2. El segundo paso es tomar la decisión, pero esa decisión no te corresponde solo a ti, sino que debes compartir la información que encontraste con tu pareja (o con quien te ayude a criar a tus hijos) y también con tus hijos (claro, considera su edad para ver qué y cómo les dirán las cosas, si bien las niñas y los niños son muy inteligentes, es necesario no abrumarlos con conceptos que no comprenden o para los que su cerebro aún no está listo. Así que sé prudente). Ya que todos tengan la información necesaria, hablen en familia y tomen una decisión consensuada, porque esto involucra a toda la familia, pero toda. Recuerda que el compromiso es importante, por eso la decisión se toma en conjunto, para que todos: padres e hijos, se comprometan en este estilo de vida, de otra manera no funciona o cuesta mucho que funcione y todos terminan frustrados.
  3. El tercer paso es ver hacia dónde vamos, es decir, hay que planear un poco, porque si no tenemos claro el lugar al que queremos llegar nuestro educar en casa se va a descontrolar, será complicado y frustrante, no tendrá estrategia ni forma. Digo, se vale el caos creativo, pero una cosa es caos creativo y otra no tener idea de lo que estamos haciendo.
  4. Finalmente, el cuarto paso será la desintoxicación o desescolarización mental, que no es lo mismo. Pero sobre ello hablaré en otro artículo, porque merece todo un apartado específico.

Espero que estos pasos generales te hayan quedado claros y, sobre todo, que te sirvan para tener una mejor idea de lo que es educar en casa, por cierto, tengo un post que habla sobre ello y lo puedes ver aquí.

Nos estamos leyendo familias ECSE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.